¿Qué pasa si el seguro no autoriza la rehabilitación?

Le explicamos paso por paso lo que debe hacer si tras sufrir un accidente de tráfico el seguro no autoriza la rehabilitación de sus lesiones.

El seguro no autoriza la rehabilitación por accidente de tráfico

Es cada vez más frecuente la situación en que el seguro no autoriza la rehabilitación de alguno de sus clientes con posterioridad a un accidente de tráfico, y por eso es importante saber qué hemos de hacer si nos encontramos en esa tesitura.

Razones por las que el seguro no autoriza la rehabilitación

Entre el nuevo baremo de accidentes de tráfico y el convenio de asistencia sanitaria, las compañías de seguros disponen de un considerable número de causas para denegar la rehabilitació de sus asegurados. Las dos más habituales son:

  1. Que el accidentado haya tardado más de 72 horas en acudir a urgencias tras sufrir el accidente de tráfico.
  2. Que los daños de los vehículos implicados en el siniestro no superen una determinada cantidad (lo que se conoce como accidente de baja intensidad)

Como lo oyen. Si sufre usted por ejemplo un latigazo cervical en un accidente de circulación, y la reparación de su coche no supera los 500-600 euros, no se extrañe si el seguro no autoriza la rehabilitación de sus lesiones.

¿Qué es lo que no puedo hacer si el seguro no autoriza la rehabilitación?

Lo primero que debe saber es que las lesiones derivadas de accidente de tráfico no están cubiertas por la Seguridad Social. Incluso cuando usted acude a urgencias de un hospital público o debe ser ingresado en el mismo está obligado a firmar un documento con los datos de las aseguradoras.

Quiere esto decir que si decidimos hacer en un centro de la Seguridad Social la rehabilitación que no nos autoriza la compañía de seguros, puede pasarnos una de estas dos cosas:

  1. Que no nos dejen rehabilitarnos.
  2. Que nos acaben cobrando la rehabilitación.

Tampoco nos va a servir de nada acudir a nuestra aseguradora o a nuestro mediador/corredor/agente de seguros: ellos son los responsables de que nos quedemos sin posibilidad de tratar nuestras lesiones, y no se van a echar atrás (nada personal, para ello sólo son negocios)

Vale, ¿qué hago entonces si el seguro no autoriza la rehabilitación?

Hay diferentes opciones en caso de que nos encontremos en esta disyuntiva. Por ejemplo, si disponemos de un seguro privado, podemos realizar nuestro tratamiento médico y rehabilitador con cargo al mismo. Asimismo, si el siniestro sucedió en horario laboral o durante el trayecto entre nuestro trabajo y nuestro domicilio tenemos derecho a ser tratados en la mutua de accidentes laborales. En última instancia, claro, podemos abonar de nuestro bolsillo nuestra propia rehabilitación.

En Plussana Rehabilitación Tenerife, si la culpa del accidente de tráfico recae en un tercero (sea el conductor de otro vehículo o el de aquél en que usted viajaba como ocupante) podemos ocuparnos de darle de forma totalmente gratuita su rehabilitación, la cual luego reclamaremos a la aseguradora del responsable del siniestro. De esta manera, usted no deberá preocuparse de nada más que de sanar de sus lesiones.

El seguro no autoriza la rehabilitación por accidente de tráfico
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR